Aluminio inyectable – VACUNAS

Publicado 09 de septiembre 2015 | Notas de campo

BABY1

Recientemente hemos estado analizando el aluminio, que es común a muchas vacunas. Se utiliza como adyuvante. Eso significa ayudante. Sin el aluminio, la vacuna, básicamente, no proporciona ninguna protección a largo plazo, y por lo que mi investigación se ha centrado en el aluminio inyectable y cómo podría afectar el sistema nervioso.
La diferencia entre el aluminio inyectable contra de aluminio en la dieta es que el aluminio que se come se excreta con bastante rapidez. Aluminio inyectable, sin embargo, tiene la intención de quedarse, precisamente por eso es que está ahí en el primer lugar. Eso es lo que hace un adyuvante.
Así que simplemente hicimos un simple experimento de tomar la misma materia de las vacunas, del hidróxido de aluminio-e inyectarlo en los ratones, en los músculos, para ver lo que pasaría si tratáramos de imitar el calendario de vacunas. Nos quedamos muy sorprendidos al ver cómo rápidamente surgieron los síntomas conductuales. Ellos mostraron no sólo los déficits de comportamiento en la función motora, pero también mostraron déficits cognitivos también.
Y una vez que sacrificamos a los animales y empezamos a buscar en el interior de su cerebro y la médula espinal, encontramos un daño masivo a las neuronas motoras … Y así podríamos estar creando las condiciones para la enfermedad de Parkinson, enfermedad de Lou Gehrig, enfermedad de Alzheimer … tal vez no de inmediato, pero tal vez 20 , 30, 40 años es el camino.
– Chris Shaw, PhD, neurocientífico

Artículo original

http://www.thevaccinereaction.org/2015/09/dr-chris-shaw-on-injectable-aluminum/

Traducido por Georgina Gallotti Talavera

Anuncios