¿Es la vacuna contra la Gripe un elemento seguro para la prevención de la enfermedad?

banner 626626

 

Revisando la página del CDC , como deberán hacer todas las personas antes de decidir inyectarse medicamentos que supuestamente los inmunizarán por 1, 2, 5 o 10 años, encontré los siguientes datos del CDC:

“¿Puedo contraer la gripe de la vacuna contra la gripe?

No, la vacuna contra la gripe no puede causar la gripe. Las vacunas contienen virus inactivados, lo que significa que los virus ya no son infecciosos, o una partícula diseñada para parecerse a un virus de la gripe para su sistema inmunológico. Mientras que la vacuna contra la gripe en aerosol nasal contiene un virus vivo, los virus se cambian para que no le pueda dar la gripe.”

“¿Las vacunas contra la gripe causan algún efecto secundario?

Al igual que cualquier producto médico, las vacunas pueden causar efectos secundarios. Los efectos secundarios de la vacuna contra la gripe son generalmente leves y desaparecen por sí solos en pocos días.

Los efectos secundarios comunes de la vacuna contra la gripe incluyen:

Dolor, enrojecimiento y / o hinchazón de la vacuna
Dolor de cabeza
Fiebre
Náuseas
Dolores musculares
La vacuna contra la gripe, al igual que otras inyecciones, en ocasiones puede causar desmayos .

Algunos estudios han encontrado una posible pequeña asociación de la vacuna inyectable contra la gripe con el síndrome de Guillain-Barré (GBS) . En general, estos estudios estiman el riesgo de GBS después de la vacunación como menos de 1 o 2 casos de GBS por cada millón de personas vacunadas. Otros estudios no han encontrado ninguna asociación. El GBS también, en raras ocasiones, se produce después de la enfermedad de la gripe. A pesar de que la enfermedad GBS después de la gripe es rara, GBS es más común después de la enfermedad de la gripe que después de la vacunación contra la gripe. GBS no se ha asociado con la vacuna en aerosol nasal.

Los efectos secundarios comunes de la vacuna en spray nasal contra la gripe son:

Nariz que moquea
Dolor de garganta
Tos “

Aquí les dejo el link
http://www.cdc.gov/flu/protect/vaccine/general.htm

Entonces, si un medicamento, algo que debería sanar, posee tantos efectos adversos, según el mismo CDC, ¿Dónde deberíamos denunciar en Argentina si algo después de la vacunación nos ocurriera?
Lógicamente estoy hablando de efectos a corto plazo, pues de los efectos a mediano y largo plazo nada dice el CDC.
Mágicamente pasamos de la tos, como un efecto secundario común, al Síndrome de Guillain-Barré, una enfermedad autoinmune grave.
Toda una gama de efectos adversos hay si tomamos como parámetro la tos y el SGB.
El papel fundamental lo juegan los tóxicos que contiene la vacuna y su impacto en el cuerpo y, por supuesto tu sistema inmunilógico.

Veamos que dice el CDC acerca de las reacciones alérgicas graves

“¿Hay signos o síntomas que deben causar preocupación después de recibir una vacuna contra la gripe?

Con cualquier vacuna, cualquier condición inusual, como fiebre alta, cambios de comportamiento, o signos de una reacción alérgica grave después de la vacunación.

Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir:

Respiración dificultosa
Ronquera o sibilancias
Hinchazón alrededor de los ojos o los labios
Urticaria
Palidez
Debilidad
Un ritmo cardiaco acelerado o mareos
Reacciones alérgicas a la vacuna que pongan enriesgo la vida en vacunas contra la gripe son raras. Estas señales muy probablemente ocurrirán dentro de unos pocos minutos a unas pocas horas después de administrar la vacuna.”

Ok. Esto se parece a una gripe o a una intoxicación por metales pesados, todo un océano de enfermedades en el medio que el CDC omite, a mi entender porque nada dice de el mediano y corto plazo. Muchas personas han registrado gripe de hasta 15 días de duración luego de la vacuna, y múltiples efectos adversos graves se han reportado el año pasado el los EE.UU..

Otra cuestión muy clara es la relación peso, talla, edad en las dosis de la vacuna contra la gripe, como lo hacés con cualquier jarabe para la tos infantil. Con las vacunas no sucede así, generalmente se recibe la misma dosis para el niño mayor de 6 meses que para el adulto o la mujer embarazada, en el caso de la vacuna antigripal, pero peor ocurre con la vacuna de la Hepatitis B, que se le inyecta al recién nacido la misma dosis que al adulto sin tomar relación de talla, peso y edad alguna.

Por último, si la vacuna nos ha dañado el CDC nos recomienda

“¿Qué debo hacer si creo que estoy teniendo una reacción grave a la vacuna contra la gripe?

Si usted piensa que es una reacción alérgica grave o de otra emergencia que no puede esperar, llame al 9-1-1 y llegar al hospital más cercano. De lo contrario, llame a su médico.

Después, la reacción debe ser reportado a la de Eventos Adversos de Vacunas Sistema de Información (VAERS) . Su médico podría presentar este informe, o puede hacerlo usted mismo a través del sitio web de VAERS, O llamando al 1-800-822-7967.

¿Qué debo hacer si creo que he sido herido por la vacuna contra la gripe?

Si usted cree que ha sido lesionado por una vacuna contra la gripe puede recibir compensación por parte del gobierno federal por sus lesiones si se cumplen ciertos criterios. Para más información, visite el sitio web del Programa Nacional de Compensación de Daños por Vacunas o llame al 1-800-338-2382.”

Oh, pero tenemos un problema… estamos en Argentina y nadie nos compensará por un efecto adverso de una vacuna. A partir de que nos inyectan un virus de ingeniería genética hecho en un laboratorio, cultivado en huevos transgénicos y respaldada con documentos falsos, creados a partir de una epidemia falsa, hasta que algún componente de la vacuna nos haga más daño del que debería protegernos no tenemos un ente al cual dirigirnos a reclamar.

Nadie, pero nadie aquí se haría responsable.

Recuerden que GSK ha hecho ensayos en Santiago del Estero con la vacuna del meningococo y ha llevado a la muerte a 14 bebés, luego de que el caso se hiciera público se le aplicó una multa al laboratorio, unos pocos dólares que pagarían por cada niño muerto en el ensayo, GSK apeló el fallo descaradamente ante los ojos vendados de la Justicia argentina.

El mismo Estado que hace las vacunas obligatorias, no reconoce que como cualquier producto farmacéutico, una vacuna puede fallar en un dos porciento promedio. Y si la vacuna falla el cien porciento será usted mismo.
Personalmente creo que la opción más viable para tratar de resolver este tema es comenzar a admitir que el medicamento, en este caso una vacuna, puede fallar. Para ello también es indispensable crear un sistema al cual uno pueda dirigirse dentro de las 24 hs. de la aplicación de la vacuna para reportar efectos adversos insertos en el prospecto o remitiéndonos a la información del ente confiable que es el CDC.
Luego someternos a una instancia legal donde peritos calificados puedan constatar que hemos sufrido un efecto secundario señalado y destacado en los prospectos de las vacunas.
Al sortear las diferentes etapas inevitables, llegar al fin a un sistema de compensación por daños de vacunas que contemple la situacón en particular para responder en forma de dinero el daño y el tratamiento, que será en forma gratuita por cada lesión que la vacuna pudiese causar.

El camino a recorrer es largo, pero si apuntamos a un modelo de país con un cierto grado de sinceramiento, debemos ser consecuentes a ponerlos del lado del desarrollo, si nuestro ejemplo a seguir es el pago de impuestos sin rendición de cuentas y con contratos que al parecer no pueden ser públicos, como es el caso de las mineras, estamos condenados al fracaso.

Las vacunas no son gratuitas, nada es gratis. Siempre que algo es gratis por parte del Estado, hay un ciudadano que paga por ello. En ese caso deberíamos cuestionar la calidad de las vacunas que nuestro gobierno compre para el beneficio de todos.

¿Han escuchado ustedes a algún periodista serio pedir que se blanqueen los contratos con las farmacéuticas?
¿Algún médico mediático ha advertido que una vacuna también puede traer efectos colaterales?

No. Nadie cuestiona una vacuna. Eso basta para sembrar una duda.
A lo que debemos estar dispuestos es a reconocer que una vacuna puede fallar tal como lo dice el CDC.
Esa es la verdad. Y elgobierno actual debe entender y prender la mecha del debate.

Mientras no se reconozca por parte del Estado y la comunidad médica ortodoxa que una vacuna puede causar un daño, que ese daño o lesión debe ser reportado y evaluado para posteriormente acceder a que la Justicia dictamine si corresponde un castigo económico de acuerdo al grado de lesión que la vacuna provocó, no avanzamos. No cambiamos nada.

Investigue antes de vacunarse.

Georgina Gallotti Talavera

Anuncios