VACUNAS Y AUTISMO – El caso Hannah Poling

1BANNER REALIDAD

 

EL CASO HANNAH POLING

El caso de Hannah fue un {caso testigo} y ha sido noticia en los EE.UU. en primera plana de la prensa escrita y los noticieros. Si atiende a estas anotaciones lo entenderá.

Cuando tenía 19 meses de edad, Hannah, la hija de Jon y Terry Poling, recibió cinco vacunas – pertussis difteria-tétanos-acelular, Haemophilus influenzae tipo b (Hib), el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR), la varicela y polio inactivada . En ese momento, Hannah era interactiva, lúdica y comunicativa. Dos días más tarde, ella estaba cansada, irritable y febril. Diez días después de la vacunación, se desarrolló una erupción en consonancia con la varicela inducida por la vacuna.
Meses más tarde, comenzó con retrasos en el desarrollo neurológico y psicológico, Hannah fue diagnosticado con encefalopatía causada por un déficit de la enzima mitocondrial. Los signos que Hannah presentaban incluyen problemas con el lenguaje, la comunicación y el comportamiento – todas las características del trastorno del espectro autista. Aunque no es raro que los niños con deficiencias enzimáticas mitocondriales puedan desarrollar signos neurológicos entre su primer y segundo año de vida, los padres de Hannah creen que las vacunas habían provocado su encefalopatía. Ellos demandaron al Departamento de Salud y Servicios Humanos (DHHS) de indemnización en virtud del Programa de Compensación de Daños por Vacunas (VICP) y ganaron.
El 6 de marzo de 2008, los Polings llevaron su caso al público. De pie frente a un banco de micrófonos de varias grandes organizaciones de noticias, Jon Poling dijo que “los resultados en este caso bien puede significar una decisión histórica para con los niños ya que pueden desarrollar autismo después de la vacunación.” Durante años, las agencias de salud federales y organizaciones profesionales habían tranquilizado al público que las vacunas no causan autismo. Ahora, con DHHS hacer esta concesión en una corte de demandas federales, el gobierno parecía estar diciendo exactamente lo contrario. Atrapados en el medio, los médicos estaban perdidos al explicar el razonamiento detrás de la decisión de la VICP.
El caso Poling se entiende mejor en el contexto del proceso de toma de decisiones de este tribunal de vacuna inusual. A finales de 1970 y principios de 1980, los abogados estadounidenses demandaron con éxito a las compañías farmacéuticas y afirmaron que las vacunas causaron una variedad de enfermedades, incluyendo coma inexplicable, el síndrome de muerte súbita del lactante, el síndrome de Reye, mielitis transversa, retraso mental y epilepsia. Para 1986, todos menos un fabricante de la vacuna contra la difteria, el tétanos y la tos ferina habían abandonado el mercado. El gobierno federal intervino con la aprobación de la Ley Nacional de la Infancia de Daños por Vacunas, que incluía la creación de la VICP. Financiado por un impuesto federal en cada dosis de la vacuna, el VICP compiló con una lista de lesiones compensables. Si los estudios científicos apoyan la noción de que las vacunas causaron un evento adverso – tal como trombocitopenia después de la recepción de la vacuna contra el sarampión o la parálisis después de la recepción de la vacuna oral contra la polio – los niños y sus familias fueron compensadas rápida, generosa y de manera justa. El número de demandas contra los fabricantes de vacunas se redujo drásticamente.

http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMp0802904#t=article

En Italia no pasó lo mismo

El caso de Valentino Bocca

En el año 2012 en Rímini, Italia la Corte dictaminó que la MMR, Triple Viral, causó el autismo de Valentino Bocca. Se ordenó el pago la una indenmización por la lesión de vacunas. La sentencia Nº 2010/148, parte Nº 2010/0474, del diario 2012/886, otorga la razón a los padres que realizaron la presentación contra el Departamento de Salud, exigiendo el pago de una indemnización a causa de los daños cerebrales y complicaciones irreversibles ocasionados por la peligrosa vacuna triple viral. Al día de la fecha sus padres siguen peleando en los Tribunales ya que dicha sentencia FUE APELADA.

http://bwnargentina.blogspot.com.ar/2012/05/corte-de-italia-dicatamina-que-la.html

El Fondo de Compensación de Daños por Vacunas en los EE.UU. ha pagado más de $ 3 mil millones de dólares a los niños muertos o dañados por vacunas, se declara legalmente en algunos casos, que la vacuna en cuestión ha sido la causa directamente el autismo o la muerte del niño.

https://gallottigeor.wordpress.com/2016/08/07/hay-alguna-prueba-de-vacunas-causan-autismo/

En 2011 el organismo SafeMinds cuantificaba en 83 los casos que resolvió La Corte de manera favorable a las demandas de que las vacunas causaron autismo en niños.
La Directora Ejecutiva de SafeMinds, Lyn Redwood, RN, comentó, “Este estudio cambia dramáticamente el debate sobre el autismo y las vacunas. La pregunta ya no es, ¿Las vacunas pueden causar autismo? La respuesta es clara. Ahora, tenemos que preguntarnos, ¿Cuántos son los casos de autismo que han causado las vacunas y cómo podemos prevenir que nuevas lesiones que se produzcan? ”

Ese mismo año, 2011, el gobierno federal de los EE.UU. ha llamado al autismo “una emergencia nacional de salud”, que afecta de forma conservadora 1 de cada 110 niños y cuesta miles de millones de dólares de los países cada año. Si una parte de los casos de autismo son inducidos por la vacuna y no hay evidencia de que los funcionarios han sido “la vista gorda”, esto no puede ser tolerado.

http://www.prnewswire.com/news-releases/83-cases-of-autism-associated-with-childhood-vaccine-injury-compensated-in-federal-vaccine-court-121570673.html

 

Y todo esto ha pasado hasta el año 2.012.
Concluyo con la gran incógnita de cuántos casos más han sido constatados y considerados por el Tribunal Federal, pero considerando la escalada del autismo no sólo en EE.UU., sino en el mundo, me atrevo a duplicar la cifra.

Hoy en día se calcula que 1 de cada 50 niños padece autismo.
Para el 2.029 se estima que 1 de cada 10 padecerán autismo.

Es hora de comenzar a hablar acerca de una realidad que aunque los grandes medios de comunicación se esmeren en ocultar, no es noticia, ya que quién no conoce un niño con alguna condición del espectro autista, hagan su propia cuenta tomando como parámetro que años atrás el autismo afectaba a 1 de cada 100.000 personas.

Por

GEORGINA GALLOTTI TALAVERA

PUEDE VER TAMBIÉN

VACUNACIONES FORZADAS ¿ VIOLACIÓN AL CÓDIGO DE NUREMBERG ?

Anuncios